Alejandra Pizarnik

Formas

no sé si pájaro o jaula
mano asesina
o joven muerta entre cirios 
o amazona jadeando en la gran garganta oscura
o silenciosa
pero tal vez oral como una fuente
tal vez juglar
o princesa en la torre más alta.

Pizarnik, Alejandra. Los trabajos y las noches. Buenos Aires : Sudamericana, 1965

 

 Para Janis Joplin

 
 A cantar dulce y a morirse luego.
No:
a ladrar.
Así como duerme la gitana de Rousseau,
así cantás,
más las lecciones de terror.
Hay que llorar hasta romperse
para crear o decir una pequeña canción,
gritar tanto para cubrir los agujeros de la ausencia
eso hiciste vos, eso yo
me pregunto si eso no aumentó el error.
Hiciste bien en morir, por eso te hablo,
por eso me confío a una niña monstruo.

2 pensamientos en “Alejandra Pizarnik

  1. Mercedes Orden

    “Hiciste bien en morir, por eso te hablo”

    Alejandra siempre es perfección, mejor dicho, la imperfección convertida en su opuesto.

    Mercedes

Los comentarios están cerrados.