Mujeres fuertes

Por: Alejandra Moglia

He ido tirando paredes
Es mi aversión natural a las fortalezas
Soy ventana sin barrotes
Suelo de piedra
Y techo completo
Lámpara, lámpara, lámpara

Carolina Escobar, Guatemala

“Mujeres fuertes” es un libro imprescindible, un espejo de la mujer iberoamericana.
Sus autores, Carlos Díez Polanco y Teresa Aguilar Larrucea han retratado la esencia que mueve Iberoamérica y la pone en funcionamiento.

Dice Polanco:

Trabajo en otro continente y llevo años mirando y analizando. En el final de cada viaje, me quedo con la mujer, esa mujer trabajadora y sencilla, la mujer que quiere estar un poquito mejor cada día. La que cuida.

La belleza de las imágenes que se plasman en el libro va acompañada de textos que tienen la misma contundencia de las fotografías. Es así como ante el colorido de las vestimentas y la diversidad de los rostros se suceden las palabras de mujeres escritoras de nuestros países que le ponen su voz.

Contar es una pasión y quienes la tenemos buscamos por dónde sacarla, con qué voz decirla. Unos dedicamos el tiempo a litigar con las palabras hasta construir un gesto, unos ojos, una emoción, un modo de vivir. Otros, Carlos, por ejemplo, van tras él con una red que cualquiera cree posible usar como si la nada: una cámara la tienen ahora hasta los teléfonos móviles, pero que necesita una sabiduría especial y un trabajo hecho con mezcla de filósofo y pintor que no es frecuente. Fotografíar es un don cuando descifra, cuando no sólo mira, sino cuenta, cuando consigue entrar al alma de otros: sin miedo, con fervor, cercana y serenamente. Eso ha hecho Carlos mientras creaba y recreaba el libro que hoy nos entrega. Eso hacen los artistas. Él es de ellos.

Ángeles Mastretta

María Dolores Salgado Gómez, de Ecuador afirma:

Provengo de las nieves eternas de los volcanes Andinos.
Mi traje es blanco, como la flor del almendro en los montes de Medina-Azahara.
De mi cuello cuelga un collar de gualdas yde spondylus y mi tocado está hecho de plumas de tucanes y guacamayos.
Uso zarcillos de filigrana de plata de Potosí y me envuelve el aroma de guayaba, azahares y jazmines.
Tengo a un lado a Viracocha, al otro está Atahualpa y me protegen de todos los males el Diablo-Huma y la Virgen de Los Dolores.
Soy Mestiza.

Por su parte, la chilena Elisabeth Subercaseaux proclama

No quiero que me vean como a una víctima o un fenómeno sociológico, o una cifra estadística de las Naciones Unidas.
Quiero que me vean como lo que soy: una persona inteligente, capaz de ganarse el pan y defenderse de empresarios ladrones y militares asesinos (…)
No quiero que se mida con un dólar mi capacidad de ser feliz.

Elsa Morales, de Costa Rica agrega

Mujer de senda abierta, dispuesta, valiente. Antes los otros que tú, pero con el coraje en las venas para combatir los peros, luchar contra gigantes de piedra, molinos de viento y el miedo a ser. (…) América, sinuosas caderas, miel en sus frutos, brotes de vida en cada recodo. América, piel de mujer.

Y la argentina Claudia Piñeiro manifiesta que

Ellas cargan sobre sus espaldas atados de leña. Y niños en las kepinas. Cargan frutos para llevar al mercado, canastas de mimbre, o ropa para lavar en el río. (…) Cargan libros y apuntes, Mamaderas y pañales. Leches en sus pechos (…) Expedientes, legajos, oficios y sentencias. Cargan guitarras, partituras, teclados y zapatos de baile. Hachas, picos y palas. (…) Cargan fusiles. Y machetes. Cargan a sus muertos. (…) Y el dolor por cada uno de los hijos muertos que no pudieron cargar porque les negaron sus cuerpos y sus tumbas. Cargan el dolor por los nietos que les robaron. Fotos, nombres, olores, memoria. Cargan flores, caramelos, chocolates. No importa el peso que deban llevar sobre sus espaldas, tampoco su delgadez o su fragilidad. Ellas pueden con la carga.

El libro recorre entre textos e imágenes toda Iberoamérica y finaliza con las palabras de agradecimiento de Teresa Aguilar Larrucea a todas las mujeres de Iberoamérica, célebres y anónimas que han hecho posible este libro tan bello, y que de hecho hacen posible la vida.

Ha sido publicado por Editorial Santillana en el año 2008.

Fuentes

Díez Polanco, Carlos y Aguilar Larrucea, Teresa. Mujeres fuertes : Iberoamérica. –Madrid : Santillana, 2008

–“Mujeres fuertes”— En: Diario El Mundo. Disponible en: http://www.elmundo.es/yodona/albumes/2009/01/21/mujeres_fuertes/index.html