Leyendo a Enrique Vila-Matas

Por: Alejandra Moglia

Desde hace un tiempo se ha conformado en la red social facebook un grupo -del cual formo parte- llamado Enrique Vila-Matas. Leyendo a Enrique Vila-Matas. En dicho espacio se publican enlaces con información sobre su obra,  opiniones, actividades, etc. con el objeto de debatir y compartir experiencias literarias en relación a la lectura de este autor.

El creador y uno de los administradores del grupo  Juan Salas dice lo siguiente:

Tomamos la palabra, porque no somos lectores pasivos. Sabemos que, cuando atravesamos con la mirada los libros y los textos literarios, dejamos en ellos una parte de nosotros mismos. Entre sus páginas nos extraviamos, nos encontramos, nos disolvemos. Tal vez busquemos mediante la lectura recuperar una parte perdida de nosotros mismos o algo que tanto duele haber perdido por no haberlo tenido nunca.

Y más adelante agrega:

Las palabras escritas ponen a prueba nuestro modo de pensar y de sentir, alargan nuestra mirada y, a la vez, se brindan en las páginas como espejos de nuestros rostros, de nuestra primera y segunda piel, de la dicha, del fracaso, del dolor, de los sueños.

Por razones comunes, y también muy diversas, cada uno de los que formarmos parte de este grupo elegimos a este autor del cual el escritor argentino Alan Pauls ha dicho:

Buena parte de la historia de la literatura contemporánea se distrae en esas batallas campales, que son divertidas y excitantes pero también estériles, aun en los casos —excepcionales, es cierto— en que se dignan regar la tierra de sangre. Mi idea es que podríamos ahorrárnoslas —o eventualmente reemplazarlas por batallas nuevas: la de la Risa contra la Gravedad, por ejemplo, o la de la falsa escuadra contra el savoir faire. Podríamos ahorrárnoslas de una manera muy simple, accesible, portátil: leyendo a Enrique Vila-Matas.

El grupo se constituyó en un espacio que concentra la mayor parte de la información que se publica acerca de Enrique Vila-Matas a través de enlaces a sitios Webs, blogs, diarios, revistas, videos, etc., y permite no sólo la interacción entre los lectores sino también con el escritor quien nos ha concedido dos entrevistas: una general,  y otra sobre el libro Dublinesca.  Además nos brindó la posibilidad de elegir citas de sus obras, de las cuales seleccionó 21 de ellas y las comentó una por una.

Me resulta imposible hacer una selección adecuada de todo lo publicado hasta el momento y por eso dejo aquí sólo algunos escasos recursos de inforrmación.

Página Web de Enrique Vila-Matas

Existe una enorme cantidad de blogs que abordan a este autor a través de reseñas, noticias, bibliografía, opiniones, entrevistas, etc., por ejemplo:

Otro de los administradores del grupo es Elisa Rodríguez Court quien en su blog Jardín de estatuas sin ojos señala:

Me sumerjo nuevamente en Dublinesca, obra de Enrique Vila-Matas. Esta vez busco a Samuel Riba, su protagonista, como lector. ¿Qué es, si no un lector riguroso, quien tiende a leer la vida como un texto literario?  Lo hace Riba a lo largo de su travesía en el libro.
Riba es un editor culto que ha cerrado su editorial, después de esta haber alcanzado un notable prestigio. Si bien su fracaso como editor se debe en parte a sus pésimas gestiones económicas, los motivos de la quiebra parecen ser otros de mayor importancia. En principio, dos que implican a Riba como lector: su fanatismo desmesurado por la literatura y su resistencia a publicar libros con las historias góticas de moda, planas, insustanciales. Libros pudibundos, como los ha definido Marguerite Duras.

En cierto modo, un editor no deja de simbolizar esa mediación entre escritores y lectores y, como puente entre ambas orillas, Riba ha leído hasta quemarse las pestañas para elegir a los mejores escritores y poner el resultado de su actividad lectora en manos de otros lectores.

El narrador de Dublinesca afirma no sólo que Riba tiende a leer su vida como un texto literario, sino también a interpretarla con las deformaciones propias del lector empedernido que ha sido durante tantos años. En este sentido, Riba se conforma como un lector autónomo.

De: Dublinesca: la lectura como creación de un universo y como refugio, Elisa Rodríguez Court. En: Jardín de estatuas sin ojos.

 

Libros publicados del autor

Algunos videos




Enrique Vila-Matas. Autógrafos. Hacer clic en la foto para ir al video

 

Entrevistas concedidas al grupo

 

La ironía (al menos en literatura) es un complot contra la realidad. Al ironizar, nos liberamos de la realidad que nos acongoja y que quiere hacernos creer que es ella lo único que existe. Ironizamos y nos ausentamos de su reino malévolo.

Ver primera entrevista: Autores que sigo: Enrique Vila-Matas

Dublinesca no sería nada si no existiera la poesía, pero no puedo obligar a nadie a que encuentre la poesía entre sus páginas, porque la poesía se detecta o no, no hay vuelta de hoja. Yo la sé ver en el libro, quizás porque me hallo en un sitio con un buen panorama sobre las ventanas altas de Grand Central Station de Nueva York. O quizás porque me hallo en un lugar con mucha luz, el lugar desde el que precisamente contesto esto y desde donde ahora mismo estoy apreciando con inquietud que la lluvia azota sin piedad un tren de 21 pasajeros, cada uno con su pregunta. Un tren muy cercano, abandonado de súbito.

Sobre las citas

“No sabía qué decirle. Me pareció que ya le había dicho demasiado diciéndole que era yo.” (De: Doctor Pasavento)

Son unas palabras que me sorprenden y que me encantan porque no reconozco como mías. Si resultara que finalmente son mías, sólo viene en mi auxilio una hermosa frase escrita por Brecht, el estribillo del primer poema que aparece en el Lesebuch für Städtebewohner: “¡Borra las huellas!”

Todas las citas comentadas en: Los lectores hablamos con Vila-Matas, primera y segunda parte.


Nuestro espacio en Facebook

“…En el fondo los volcanes, reales o inventados, no son más que la búsqueda del origen, del comienzo de la vida y del arte. Un volcán resume mejor que nada la contradicción entre la belleza y el dolor. Un volcán es el origen y es también la geometría de la erupción, mezcla entre la atracción y el rechazo. (…).
Desde esos abismos sube un rumor y una conmoción, como de planchas enormes que golpearán y trabajarán… Es el arte, es la grieta del destino…”.
Enrique Vila-Matas, en: Dietario Voluble.

6 pensamientos en “Leyendo a Enrique Vila-Matas

  1. Inmerecedora

    Hola, Alejandra.
    Gracias por incluirme en esta interesante recopilación de información sobre Vila-Matas en la red. Pero ya sabes que yo solo sé plagiar. Y no sé qué más decirte. Me parece que ya te he dicho demasiado diciéndote que era yo.
    Besos virtuales (y virtuosos).

Los comentarios están cerrados.