Para Julio Cortázar, de Alejandro Abate

In memoriam

Llegó el fin y se cayeron las páginas.
Y ahora, Julio, todas esas fantasías
se doblaron en frágiles realidades
como si se trataran de tu último cuento.

Porque seguramente, la Señorita Cora
esta vez no llegó a secarte la frente,
y un Oliveira caído, loco y maltrecho
fue tu última visión
sobre una rayuela dibujada con tiza
en vaya uno a saber qué patio.

Julio, hoy todos tus gatos mirarán hacia el pozo;
te verán bajar lentamente,
absortos, y mañana
los diarios hablarán:
“Murió en París el célebre escritor argentino Julio Cortázar”
“Enluta a Sudamérica la muerte de Cortázar”,
y llenarán el espacio de leyendas gomosas.

Los mismos medios que durante décadas te silenciaron.
Los que fueron indiferentes a tu aporte,
a tu lucha desde esa otra trinchera
para que esta pobre América
de una vez y por todas se levante.
Y ahora, abrirán sus cómplices micrófonos,
escribirán tu nombre con grandes caracteres.

Al otro día, a la otra semana, serás un muerto más.

A nosotros, nos quedan tus relatos:
nos queda la jovialidad de tus dobles representados:
aquél Cronopio incansable,
el Charly Parker de tu Johny Carter,
el Lucas de tus nostalgias,
ese argentino en París, buscando, buscando.
Y esas vueltas para atrás,
con eso nos es suficiente.
Y para siempre.
Y por los libros de los libros.

©  Alejandro Abate, Buenos Aires, 12 de febrero de 1984

Blog del autor: http://misitio.fibertel/biogras

2 pensamientos en “Para Julio Cortázar, de Alejandro Abate

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Los comentarios están cerrados.