Fotografiando mi Chet Baker

Siguiendo la propuesta de Karla, para fotografiar mi Chet Baker tomé el primer avión que me trajo hasta Alemania, lugar en donde ahora me encuentro no sé por cuanto tiempo. Estoy en una biblioteca, a punto de salir a caminar sin rumbo por las calles.

Yo también me dedico a soñar la vida que más miedo les da. Yo también soy sólo una sombra.

Enrique Vila-Matas

De: Recuerdos inventados, en: Chet Baker piensa en su arte.