“Durante cinco días Rosario llenó de poesía sus calles y sus parques”, nota de Tiempo Argentino

Durante cinco días, Rosario alteró su geografía. Ahí sigue el río Paraná, con skaters que toman cada tarde la explanada del Parque de España y pescadores que esperan dar con un moncholo en esas aguas turbias. También, el Monumento a la Bandera, el bar El Cairo, el mito de las chicas más bonitas de la zona. Pero junto a esa ciudad apareció otra, la que construyeron con sus palabras los 48 poetas que participaron del Festival de Poesía que se hace en esta ciudad santafesina desde hace 19 años. 
Los artistas llegaron de distintas partes del país y también de otros lugares. En una lista caprichosa que dé cuenta de esta diversidad se puede ubicar Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Eslovenia, Suecia o República Dominicana. Así, con sus poemas construyeron itinerarios que vincularon los seis distritos de la ciudad: los centros culturales Parque de España y Bernardino Rivadavia en el centro, pero también escuelas, asociaciones vecinales, bibliotecas populares, bares e inclusive el Instituto de Recuperación de Mujeres (un nombre elegante y patriarcal para designar una unidad penitenciaria) fueron los espacios de distintos barrios donde los poetas leyeron y dialogaron sobre su obra. 
“El festival cambia sus objetivos a lo largo del tiempo. Ya no se trata sólo de mostrar el trabajo de poetas de todo el mundo sino que además hay un intercambio generacional; es decir, poetas consagrados se mezclan con otros emergentes”, explicó Osvaldo Aguirre –encargado de la curaduría y programación junto a Daniel García Helder y Pablo Makovsky– sobre el perfil de esta actividad. “Alrededor del festival se arman tramas de relaciones entre poetas. Pero al mismo tiempo se rompe con la idea escolar que se tiene de la poesía: aquí también importa la dispersión de lo poético en distintos lugares de la ciudad y el vínculo con la gente que viene a escuchar un poema”, agregó.
Como todos los años, se homenajeó a un poeta. Si en ediciones anteriores la mirada se focalizó en obras como la de Juan L. Ortiz o Juan Manuel Inchauspe, esta vez se reivindicó la obra de Raúl González Tuñón, con la recopilación de textos dispersos escritos en torno a la Guerra Civil Española [seguir leyendo la nota en Tiempo Argentino]

FUENTE

Romero, IvanaDurante cinco días Rosario llenó de poesía sus calles y sus parques. En: Tiempo Argentino, 26 de septiembre de 2011