Tratad bien a los extraños…, Eusebio Ruiz (en su voz)

A Antonio Merayo

Cómo reconocerlos
con los ojos cansados de este lado del tiempo
si los ríos se llevan la imagen de sus lágrimas
y en su capa de viento el vuelo de las águilas
se oculta de la noche.
Cómo escuchar su canto
en las hojas del frío de los viejos castaños
y sentir el latido de los días sin nombre.
Vienen del corazón errante de la niebla
abriendo las cancelas a los sueños
pintando de color las horas tristes
que penan bajo el sol sobre los campos.
Caminando sin rumbo en los ojos del alba
de sus flautas de luz nace la música.
Sencillos como flor
que brota de la herida oculta de la roca 
sus alas cubren en amor 
a los distintos.

(c) Eusebio Ruiz

En: Voz y Mirada