Prohibido celebrar el 1º de mayo, Raúl González Tuñón

En la profunda soledad de las fábricas grises
En la oscura herramienta silenciosa
En los quietos arados pensativos
En las minas que guardan el secreto del tiempo
En los puertos que esperan con las naves calladas
En los hangares pálidos y el petróleo cautivo
En el olor a bosque derramado de los aserraderos musicales
En la estación que invaden las libres mariposas
En el bostezo de las frías oficinas
En el libro cerrado sobre la mesa familiar
En la lámpara sola que alumbró la vigilia
En los niños que sueñan con las islas distantes
En el canto que cantan los arrieros y el grillo
En la lluvia que hace nacer las azucenas
En el aire en el fuego en el agua en la tierra
Nosotros nos hacemos presentes con el día.
Nosotros los proscriptos miramos allá lejos
Donde la primavera perdida está esperando.

Raúl González Tuñón

De: La veleta y la antena, 1971

Los dados eternos y otros poemas : poesía hispanoamericana del siglo XX. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, 1983

Un pensamiento en “Prohibido celebrar el 1º de mayo, Raúl González Tuñón

Los comentarios están cerrados.