He oído

He oído
(mortales)
el grito de los llenos
y la verde/ira
inflacionada de soberbia
de quienes rezan
a Dios en las iglesias
y condenan
caritativamente
al pobre
en la miseria.

He oído
(mortales)
su grito
(y el clarín de guerra).

Ellos eternos
en su infinita
indecencia.
Nosotros mortales
porque nos quieren
muertos
(si pudieran).

Alejandra Moglia